El farmacéutico es un profesional de la salud cercano, preparado y accesible, por lo que puede convertirse en tu gran aliado contra el dolor. Puede recomendarte técnicas y tratamientos de soporte que te ayuden a mejorar los resultados de la terapia contra el dolor, además de identificar posibles problemas con la medicación que te han recetado. En ocasiones, es el mismo farmacéutico quien puede resolver estos problemas o derivarte a tu médico para una revisión del tratamiento.

Otras maneras en las que puede ayudarte tu farmacéutico en el tratamiento del dolor:
  • Gracias a su conocimiento en profundidad de los fármacos, puede descubrir interacciones o reacciones a los tratamientos que tomas, así como prevenirte de los efectos secundarios.
  • Puede facilitarte el seguimiento del tratamiento a través de medios impresos como la hoja de medicación.
  • Puede ayudarte facilitándote un sistema personalizado de dosificación para que cumplas mejor con las prescripciones.
  • Si aún no has visitado a tu médico, el farmacéutico también puede ayudarte a discernir si por las características o gravedad del dolor es preciso que hagas una consulta en un centro de salud.
dolor-farmaceutico-kern
Dolor de espalda
Ver contenido
Dolor muscular
Ver contenido
Dolor articular
Ver contenido
Dolor neuropático
Ver contenido